Entregando una costosa herencia espiritual

  • Hoy vengo a hablarles de una buena noticia… ¡Dios quiere darnos una gran herencia!
    • Ejemplo: como te sentirías si ahora mismo recibes una llamada diciéndote: ¡HAS HEREDADO 50 MILLONES DE DOLARES!
  • Mi madre me contó una vez una experiencia muy especial que tuve con Dios cuando yo era un infante. «¿QUÉ? ¿HERENCIA?»
  • Evidentemente había escuchado acerca de una herencia que viene del cielo, la herencia de Cristo. 
  • Relatar el testimonio de cómo mi madre me inculcaba los valores cristianos todos los días de camino a la escuela: 
    • Salmo 23
    • Padre Nuestro
    • Cantar alabanzas
    • Recitar:  Soy bueno, trabajador, inteligente, muy hombre y muy religioso
  • Mi madre no sólo me enseñaba de palabras, sino con hechos. ¡Ella lo dejó todo para cuidarme a mí y guiarme en el camino del Señor! ¿Qué estamos dispuestos a hacer para guiar a nuestros hijos en el camino del Señor? Para mi madre fue renunciar a la carrera que tanto le costó en su vida, siendo doctora en medicina, decidió sembrar su tiempo en desarrollar un hombre de fe y bendición para la sociedad. ¡Su recompensa es y será grande en cielo!

Lectura: Deuteronomio 6:4-9

4 ¡Escucha, Israel! El SEÑOR es nuestro Dios, solamente el SEÑOR.

(RVR60 dice «Jehová nuestro Dios, Jehová uno es»)

5 Ama al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

6 Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego.

7 Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

8 Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio.

9 Escríbelos en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad.

Enseñanzas:

    • V.4 – El Señor uno es. La unidad de Dios es sorprendente. Padre, Hijo, Espíritu Santo, son 3 y también uno. Ahora bien, si tomamos la creación como referencia para comprender al Creador nos damos cuenta que en la creación predomina la diversidad y que la unidad de la creación no es uniformidad, sino armonía. 
    • La unidad de Dios no es uniformidad sino armonía. Y ese mismo principio Dios quiere llevar a nuestras vidas como padres para poder entregar la herencia de Cristo a nuestros hijos.
  • Primeramente armonía personal
    • Integridad: Nuestras acciones deben ser armoniosas con nuestras palabras
    • Proverbios 2:7-8: Al que es honrado, él le concede el tesoro del sentido común. Él es un escudo para los que caminan con integridad. Él cuida las sendas de los justos y protege a los que le son fieles.
  • Luego armonía cómo matrimonios – hablen el mismo idioma y no se contradigan delante de sus hijos. Trabajen el poder del acuerdo, ¡SEAN UNO!
    • Estar de acuerdo siempre en todo – Amós 3:3 Dios pregunta ¿Andarán dos juntos sino estuvieren de acuerdo?
    • Mateo 18:19: Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
    • Deuteronomio 32:30: ¿Cómo podría perseguir uno a mil, Y dos hacer huir a diez mil, Si su Roca no los hubiese vendido, Y Jehová no los hubiera entregado?
  • El Espíritu Santo me hablaba esta mañana y me enseñaba que una de las razones por la cuales hay tantos jóvenes apartados hoy de los caminos del Señor, es por la falta de armonía en el hogar. Ellos han encontrado más armonía en el mundo que en la casa.
  • Amar a Dios: Ama al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas (v. 5).
    • Si amar es lo contrario al egoísmo, entonces amar a Dios significa pensar menos en mí y más en él.
    • Amar a Dios con el corazón, significa meditar más en su palabra que en mis asuntos personales
    • Amar a Dios con toda mi alma, pensar y tomar decisiones a la manera de Cristo y no como el mundo propone
    • Amar a Dios con todas la fuerzas, implica sacrificio (Como dice el slogan: sin sacrificio no hay victoria), ¿qué estás dispuesto a sacrificar para expresar tu amor a Dios?
  • El principio de éxito familiar es amar primero a Dios y luego amar a los hijos. Es muy peligroso invertir estas prioridades. 
  • V. 6 – Si amamos a Dios y amamos con todo nuestro ser su Palabra, estaremos cualificados para entregar a nuestros hijos la herencia espiritual que Dios desea darles.
  • Esta entrega comienza amando a Dios delante de ellos – principio de modelaje
  • v. 7 – ¡Ahora podemos hablar! (y no es el programa de Carmen Jovet)
    • Compromiso con la buena comunicación: hablar y escuchar, preguntar y responder
    • ¿Qué vamos a hablar? Los mandamientos de Dios… ¿Cuál es el contenido que predomina en las conversaciones con tus hijos? 
    • Principio de repetición  – una y otra vez. 
    • ¿Cuándo? Dios nos ha dejado 4 momentos ideales para la conversación de fe:
      • Cuando estés en casa
      • Cuando estés en el camino
      • Al levantarse
      • Al acostarse
  • SEAMOS CREATIVOS: Vv. 8-9 – además de referirse a la necesidad de poner por obras sus mandamientos y meditar en ellos constantemente, me parece que se refiere a la necesidad de ser creativos en la enseñanza.  Coloca la palabra en …
  • El espejo del baño o del cuarto
  • La nevera
  • El auto … escucha el CD de One Family Praise jajaja
  • Baja los dibujos para colorear gratis de www.adoremosenfamilia.com jajaja
  • El desktop
  • El celular
  • En la merienda para la escuela
  • Cómprale a tu hijo una Biblia de bolsillo, yo tenía una.
  • Comparte ideas con otros padres

Conclusión:

Entregar esta herencia es costoso, porque costó la sangre del Hijo de Dios en la cruz, ha costado la vida de muchos el que hoy tengamos una Biblia y ahora es costoso y sacrificado para nosotros los padres. ¡Pero el esfuerzo no es vano! ¡La recompensa será una generación integra y apasionada por Dios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.