Obediencia que revoluciona el futuro

Mateo 13 – La parábola de la semilla de mostaza

En los diez mandamientos hay una porción interesante que me impresiona vez tras vez. Se trata de Éxodo 20:6, el cual dice, en la Nueva Versión Internacional, de la siguiente manera: «cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones».  Cuando leemos este texto fuera de contexto, impresiona bastante, pero al leerlo en el contexto del versículo 5, nos damos cuenta de que Dios anhela bendecir y no maldecir. Que la intención de su corazón es que la obediencia produzca mucho más frutos que la desobediencia. ¿Acaso no es impresionante el corazón amoroso de nuestro Dios?

El título de esta reflexión lo escuché en mi corazón una de las noches de la semana pasada, mientras dormía. Estamos llamados a revolucionar el futuro por medio de la obediencia a los mandamientos de Dios. Quiero que mientras leas los devocionales de esta semana pienses que cada acción obediente ante un mandamiento de Dios es como una semilla que producirá frutos hasta mil generaciones en el futuro. Debes creer a la Palabra de Dios, no se trata de nosotros solamente, hay generaciones futuras que serán impactadas por nuestro estilo de vida ahora en la Tierra. Dios tiene la capacidad de hacer que tu fruto de obediencia se multiplique mil veces. 

Míralo de esa manera. Tu vida es como una semilla. Si eres desobediente y rechazas al Señor, Dios, en su misericordia, solamente permitirá que esa semilla venenosa se multiplique hasta la tercera y cuarta generación (Exodo 20:5).  Pero si eres obediente a sus mandamientos y amas al Señor, Dios prolongará el impacto de tu semilla hasta mil generaciones posteriores. ¿Verdad que es exageradamente sorprendente? ¡Así es Dios! 

A continuación el plan de lecturas devocionales para esta semana bajo el mismo tema:

Éxodo 20:1-17

Deuteronomio 7:7-10

Deuteronomio 1:1-11

Romanos 5:17-20

Proverbios 3:1-3

Romanos 1:1-7

2 Corintios 10:4-6

Isaías 61:11 (Reina-Valera 1960)

11 Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones.

Salmos 126:6

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Isaías 55:9-11 (Reina-Valera 1960)

9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,(A)

 11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Deuteronomio 11 – bendiciones de la obediencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.